pub pub

sábado, 15 de agosto de 2015

Criterios para elegir el mejor sillín para ti

El otro día nos topábamos con un interesante artículo que publicaron los amigos de Bicilink, una tienda de ciclismo online con sede en Valencia (España) que últimamente celebra su segundo aniversario. Además tienen un blog donde, en este caso, Albert Valero  publicó un completo repaso a los distintos criterios a los que hay que atender a la hora de elegir un sillín adecuado a nuestra anatomía y estilo de ciclismo que practiquemos.

Sin más, os dejamos con el análisis íntegro, cedido amablemente por Bicilink.com - El Blog del Ciclista


Cómo elegir un sillín para bici

Seguro que más de una vez te lo has preguntado ¿Qué sillín elegir? Son tantos los aspectos a tener en cuenta a la hora de elegirlo, tanto marketing metido de por medio, y tantas experiencias personales (que sólo sirven para el que las ha vivido) que se hace difícil hacer una elección a priori.
He de reconocerlo, tanto escribir este artículo como elegir un sillín es lo que en inglés se denomina un“Pain in the ass” (dolor de culo), nunca mejor dicho.

Voy a intentar recopilar todo aquello que debes saber para tomar tu decisión, vamos a ello.

¿Qué debemos tener en cuenta antes de ponernos a buscar?

La clave a la hora de elegir un sillín es que sus medidas y forma se adapten a nuestra anatomía, cualquier biomecánico te dirá que la bici es la que debe adaptarse a nosotros, no nosotros a la bici. En el caso del sillín esto cobra más importancia aún si cabe.

Anchura

La parte sobre que que nuestro cuerpo debe depositar todo su peso se denomina “Tuberosidad Isquiática” o “Isquiones”, son los dos apéndices óseos que vemos en la imagen, cuya distancia entre ellos variará entre hombre o mujer.
elegir-sillin-isquiones
Es precisamente esta distancia la que deberemos medir para elegir un sillín cuya anchura acomode adecuadamente estos huesos.
En caso de utilizar un sillín más ancho o más estrecho estaremos depositando el peso sobre nuestros tejidos blandos (entendiendo por tejidos blandos los órganos sexuales y la piel o grasa que los pueda rodear). Esto derivaría en dolores, rozaduras y eventualmente lesiones bastante incómodas.
¿Y esto cómo lo medimos?
La manera más rápida y sencilla es poniendo una lámina de cartón corrugado (del que se aplasta) sobre un taburete o superficie situada a una altura lo suficientemente baja como para tener las rodillas flexionadas al estar sentado. Para hacernos una idea, una altura inferior a la de un W.C.
Vestidos con el culotte nos sentaremos sobre el cartón durante un rato, el suficiente tiempo como para que los isquiones queden marcados en él. Mediremos la distancia entre ellos de centro a centro de la marca.
A este número deberemos sumarle 20 milímetros, el resultado de la suma será la anchura del sillín que deberemos comprar.

Longitud y forma

La longitud de un sillín, al contrario que la anchura, no es una medida a tener en cuenta a la hora de elegirlo.
Sin embargo dependiendo de la modalidad de ciclismo que practiquemos (carretera, montaña, triatlón) querremos tener mayor o menor movilidad hacia delante o hacia detrás para corregir posición o acomodarnos.
Quizá hayas visto sillines sin “morro”, estos únicamente incluyen el apoyo anterior en los isquiones, de modo que no haya presión en los tejidos blandos posteriores.
Sin necesidad de ir hasta ese extremo, y en líneas generales, hay dos tipos de formas que debemos tener en cuenta en la elección de un sillín de bicicleta, a continuación dos modelos de sillín de la marcaSelle Italia:
comprar-sillin-selle-italia
Sillín en forma de T vs. Sillín en forma de “Pera”
El sillín en forma de T es estrecho en el morro y especialmente en la transición hacia la parte anterior, mientras que el sillín en forma de “Pera” tiene una transición más escalonada.
La diferencia en “comportamiento” entre los dos radica en la facilidad de movimientos que ofrece el sillín en forma de “Pera” frente a la poca rozadura en las piernas y la fijación trasera que se obtiene con el sillín en forma de T. Aquellos ciclistas que prefieren estar en una posición fija elegirán el sillín en forma de T, al contrario de aquellos que prefieren tener libertad de movimientos, que se decantarán por el otro.

Volvemos al apoyo

En cualquier caso la clave de todo esto (volvemos a repetir) es el apoyo. En la siguiente gráfica podemos observar dos tipos de apoyo distintos de un ciclista profesional.
como-elegir-sillin-bici
A la izquierda encontramos un apoyo en la parte posterior, cómoda para algunos. En la derecha la posición casi ideal de apoyo. En el primer caso, sea cómoda o no la posición, estamos presionando tejidos blandos y a la larga será perjudicial.
En tu próxima salida fíjate dónde apoyas, será importante a la hora de comprar un sillín en el futuro, puesto que quizá te interese coger un modelo en forma de T para evitarlo.

 ¿Cóncavo, convexo o plano?

Esto ya va a gustos, y es en este punto en el que te digo que mejor lo pruebes por ti mismo.
elegir-sillin-bici
Sillín cóncavo vs. Sillín casi plano
Hay ciclistas que prefieren el equilibrio que les proporciona el hecho de que, en un sillín cóncavo el centro sea muy pronunciado, mientras que otros preferirán un sillín totalmente convexo cuyos lados“realcen” la posición y el apoyo con los isquios.

¿Antiprostático o normal?

Seguro que siempre te han llamado la atención los sillines antiprostáticos. Son aquellos que incluyen una franja central hueca pensada para eliminar la presión que se ejerce sobre la próstata, evitando así esa sensación de “adormecimiento” de la zona perineal.
elegir-sillin-antiprostático
Sillín Normal vs. Sillines Antiprostáticos
Pero ¿Cómo saber si lo necesitas?
  • Elige una silla o un asiento que no tenga acolchado, una superficie lisa y firme.
  • Siéntate sobre ella y apoya los codos sobre tus rodillas sin doblar la espalda.
  • Aguanta 5 minutos así.
  • Si pasado este tiempo sientes molestias en la entrepierna, te beneficiará utilizar un sillín antiprostático.
  • Si pasado este tiempo no sientes molestias, no necesitas un sillín antiprostático.
El hecho de no necesitarlo no significa que tengas “prohibido” utilizarlo, pero ojo, puede que si utilizas uno el espacio vació te provoque rozaduras o molestias.

Haz click aquí para ver nuestro catálogo de sillines normales y antiprostáticos

Materiales

Ahora que ya tenemos claro las distintas posibilidades, formas y tamaños, es hora de preocuparnos por lacalidad de los materiales con los que está construido un sillín para carretera o MTB.
elegir-sillin-bici
Dependiendo de la pieza se utilizarán unos u otros materiales, más avanzados, más resistentes y con mayor o menor peso. En este último aspecto ya sabemos que a menor peso mayor precio.

Carcasa

La misión de la carcasa es ser lo suficientemente dura para aguantar el peso del ciclista, pero sin olvidarla flexibilidad para que el sillín resulte cómodo, absorviendo las imperfecciones del terreno sin trasladarlas a nuestra cadera.
Esta estructura rígida está construida a base de plástico inyectado, generalmente nylon en los modelos de gama más baja.
En gamas medias podemos encontrar sillines con una carcasa elaborada a base de mezcla de plástico y fibra de carbono, con la consiguiente disminución del peso. Por último los sillines más exclusivos equipan carcasas íntegramente elaboradas a base de fibra de carbono, cuyo precio y peso son inversamente proporcionales.

Relleno

Este es el primer detalle que miran los ciclistas poco experimentados “que sea blandito para que no me duela el culo”.
Nada más lejos de la realidad, demasiado acolchado y en muy poco tiempo tendremos dolor en los huesos de la cadera, demasiado poco y lo tendremos de inmediato.
Un buen sillín es aquel cuyo acolchado es fino y firme, pero sin llegar a ser duro. Huye del tan manido “gel”, el relleno a base de EVA tiene la consistencia y la comodidad adecuadas.

Raíles

Los raíles conectarán con nuestra tija y es una pieza en la que podemos ahorrar bastante peso.
Podemos encontrar materiales desde el tosco y pesado acero cromado, pasando por el aluminio, la fibra de carbono recubierta de aluminio hasta el carísimo titanio. Huelga decir que enumeramos los materialesde barato a caro, y de pesado a ligero.

¿Entonces qué sillín me compro?

Resumiendo, estos son los pasos a la hora de tomar la decisión:
  • Medir tus “isquios”
  • Elegir la forma según tu manera de montar
  • Elegir la curvatura según tu experiencia con otros sillines
  • Elegir los materiales según tus necesidades o tu presupuesto

En nuestro catálogo encontrarás una amplia gama de sillines para MTB y Carretera de las mejores marcas, haz click aquí para echar un ojo


Fuente: Bicilink.com