pub pub

miércoles, 2 de octubre de 2013

Hutchinson Toro (aro) y Hutchinson Cougar (plegable)

En esta ocasión, paso a compartir mis impresiones sobre el último juego de cubiertas que he usado en mi bicicleta:

Se trata de una Hutchinson Toro Air Light en 26x2.15 para cámara (TubeType) colocada en la rueda delantera.






Y como cubierta trasera, una Hutchinson Cougar en 26x2.0 también para cámara, diseñada por el heptacampeón Nicolas Vouilloz.






 




CRÓNICA TRAS LA PRIMERA SALIDA

Bueno, hoy he salido unos 18 kms. a probarlas, con las presiones todavía un poco bajas para que el neumático asentase definitivamente en la llanta al ir rodando. Mañana la volveré a probar ya con presiones correctas y a mi gusto (detrás le he metido 3.7 bares, delante la he dejado como estaba, 3.1 me parece).

Las sensaciones son mayormente positivas. Llevaba unos cuantos meses usando Kenda Karma detrás y una CST Critter bastante humilde y gastada delante, así que la mejora estaba asegurada.

Pero siendo franco, recuerdo lo bien que me fue el conjunto de Kenda Karma que monté hace 2 años, delante y detrás. Recuerdo perfectamente las sensaciones, y probando esta pareja de Hutchinson, las superan de forma notable.

Lo primero que he notado ha sido la sensación de ligereza al rodar, subiendo calles adoquinadas. Salía del pueblo bastante contento, lastran igual o menos que las Karma.

También he notado muchísima más absorción de vibraciones en comparación con la pareja anterior más reciente (Karma tras. + CST Critter del.) pero me parece que ha sido por llevar las presiones bajas. Mañana veré realmente cuánto más absorben.

Y poco más puedo comentar, tracción no he querido comprobar, ni tampoco agarre lateral, pues en un par de rotonda he inclinado y he notado que tengo que hacerme todavía a las "tumbadas", pues el taqueado es diferente y el neumático tampoco está rodado. En frenada tampoco puedo comentar nada.

Impresiones tras la 2 ª ruta:


Hoy he salido con 3.7 atrás, como anuncié más arriba. Delante he notado que la llevo baja de presión, pues cuando me pongo de pie se pega demasiado al suelo. Si voy sentado la rueda absorbe mucho, y no tengo queja. Aún así la hincharé más.

Estos neumáticos te piden esforzarte, te animan a ello. Aprietas el ritmo y no parece existir un final en la progresión de velocidad que se produce. Se nota que son neumáticos de alto rendimiento precisamente en eso.

Llevo mucho tiempo sin practicar MTB regularmente y me noto fatal, de hecho me canso y prefiero permanecer a 150-160 pulsaciones. Si subo a 175 ppm voy reventado. Pues con todas esas malas sensaciones, hoy he mantenido una Vel. Media de 17.6 km/h, mucho mayor de la que me imaginaba. Parecía que iba más lento según me indicaban mis impresiones mientras pedaleaba. Supongo que la suavidad de rodadura que proporcionan las cubiertas hacen que parezca que vas más lento.

A falta de hinchar más la rueda delantera, les pongo un 8 sobre 10.


Impresiones tras sustituir por desgaste la Cougar trasera:

 La Toro muestra desgaste en los tacos centrales, pero sigue agarrando tan bien como el primer día. A 2/10/2013 lleva 5.491,2 kms. aprox. Se agarra bien lateralmente (en terrenos que se inclinan o en curvas) y bajando da mucha seguridad, permite cargarla bastante con las frenadas.

La Cougar duró aprox. 3.546,3 kms. aunque hay que remarcar que soy cuidadoso y he intentado evitar derrapadas. El último día ya tenía pocos tacos, y al final de una ruta de 40 kms. pinché bajando hacia casa, aunque no se desinfló completamente gracias a las cámaras antipinchazo CST que uso desde hace años, y que analizaré en otra ocasión. Es una cubierta con mucho agarre en subidas sueltas, con mucha piedra, lo que hace que no sea una elección correcta si te vas a mover por caminos en buen estado, ya que lastrarán un poco. Tiene buen rodar y permite correr bastante. Sin duda es la mejor cubierta que he tenido.